Nuestro Jardín

Las pequeñas criaturas se detuvieron ante la puerta azul. La gente pasaba con prisas a su lado, ignorando su presencia. Móviles, ordenadores, grandes zancadas y relojes cuyas manecillas avanzaban a una velocidad de vértigo. Las criaturas se sentían abrumadas. El viaje había sido muy largo y aún podían sentir el frío, la humedad del camino y la dureza del asfalto en sus pies.

Con un gran esfuerzo, empujaron entre todos aquella puerta que tan hermosa les había parecido y asomaron con curiosidad sus cabecitas por la rendija que lograron abrir. El tiempo se detuvo de repente. Avanzaron asombrados para adentrarse en un reino desconocido, atraídos por la luz suave y cálida,los colores sugerentes y el maravilloso olor que despertó todos sus sentidos.

Un muchacho se acercó a ellos y les saludó. Por primera vez desde que iniciaron su viaje de exploración de aquel mundo desconocido, se sintieron acogidos y bienvenidos. El joven les acompañó a una hermosa mesita y les dijo:

– Aquí podéis descansar y reponeros.

Las criaturas tomaron deliciosos manjares, sabores que nunca antes habían probado, bebidas exóticas y sabrosos dulces que les transportaron a un reino de cuento. Tés, chocolates, limonadas, tartas fueron apareciendo en la mesa, mientras las criaturas reían, conversaban y miraban a su alrededor asombradas, disfrutando de cada uno de los detalles de aquel maravilloso lugar. Caracolas, velas, espejos encantados, puertas misteriosas, hermosos pájaros, vegetación, todo era mágico y maravilloso.

– ¿Por qué este lugar no se parece a ningún otro? – preguntó el más pequeño.

El muchacho sonrió y contestó:

– Es diferente porque es un sueño, mi sueño que he convertido en realidad y que he querido compartir con vosotros. Es un lugar fuera del tiempo, es mi Jardín Secreto.

“Aquí no hay extraños, sólo hay amigos con quienes todavía no nos hemos encontrado.”

 

 

 

 

El reino tras la puerta azul

El Jardín Secreto es un sueño hecho realidad, un lugar mágico, sacado del mundo de los cuentos. Al abrir nuestra puerta azul, te sorprenderás: el tiempo cambia de ritmo y te sentirás transportado a un reino de fantasía, donde cada rincón, único, íntimo y especial, hará que te sientas acogido. La luz, el ambiente, la música destilan tranquilidad. Te envolverán, alejándote de tus problemas y preocupaciones.

El Jardín Secreto acoje a todo el mundo, creando un espacio propio donde podrás conversar tranquilamente y relajarte. Nosotros nos ocuparemos de mimar tus sentidos con nuestros maravillosos productos: chocolates, tés, cafés, tentadores postres, cocktails… Una amplia y tentadora carta que hemos preparado con cariño para que tú la disfrutes.

Como ocurre con el reino de las hadas, una vez que nos encuentres, no nos olvidarás.